• EUR - €
  • +34 910 44 41 01

  • Login
  • Carrito cesta 0
    0

    ARTÍCULOS EN LA CESTA

    TOTAL: 0,00 €

    Envíos gratis a partir de 35€ en toda la Península 

    SEGUIR COMPRANDO
    IR A LA CESTA
Cesta 0
Inicio Blog diciembre de 2019
  • 20 de diciembre, 2019

    Seguro que puedes encontrar brownies en cualquier panadería, pero, ¿No saben mejor cuando los haces tú y sabes que hay buenos ingredientes dentro?

     

    Brownie de boniato

    Tiempo de preparación: 30 minutos + 30 minutos de horneado

    Conservación: 3/4 días en recipiente hermético en la nevera

    Útiles de cocina: Horno, procesador de alimentos, bandeja para hornear

     

    Ingredientes:

    Para el brownie:

    - 2 boniatos medianos (350 gramos aproximadamente)

    - 70 gramos de avellanas crudas

    - 50 gramos de harina (puedes utilizar la que más te guste: trigo, espelta, centeno o trigo sarraceno)

    - 5 cucharadas de cacao puro en polvo

    - 1 cucharadita de canela

    - 1 pizca de nuez moscada

    - 1 pizca de sal marina

    - 1/2 cucharadita de jengibre molido

    - 7 dátiles medjoul grandes (aproximadamente 170 gramos)

    - Pepitas de chocolate negro (70% o superior)

    - Aceite de coco para engrasar

     

    Para el glaseado:

    - 2 cucharadas de sirope de ágave

    - 1 cucharada de cacao en polvo

    - Nueces o avellanas troceados al gusto

     

     

    Preparación:

    Calienta el horno a 180°C coloca los boniatos pelados, cortados por la mitad y engrasados con aceite de coco. Deja que se cocinen durante unos 25 minutos o hasta que estén suaves.

    No apagues el horno.

    En el procesador de alimentos tritura la mitad de las avellanas hasta que se hagan harina. Transfiere a un bowl y añade los ingredientes secos: la harina, el cacao, la canela, la nuez moscada, la sal y el jengibre molido.

    Deja que se templen los boniatos, después, colócalos en el procesador de alimentos junto con los dátiles (¡asegurate que no tengan hueso dentro!), procesa hasta formar una pasta. Añade esta mezcla al bowl con los ingredientes secos.

    Mezcla bien hasta formar una pasta espesa y añade pepitas de chocolate negro al gusto y la otra mitad de las avellanas (machácalas con un mortero para que se queden en pedacitos).

    Engrasa bien tu bandeja para hornear y esparce la mezcla con una espátula asegurándote que la parte superior queda lisa.

    Coloca al horno durante unos 30 minutos o hasta que esté listo.

    Retira del horno y deja enfriar. Mientras, prepara el glaseado mezclando el sirope de ágave y el cacao. Una vez el brownie se haya enfriado, cúbrelo con el glaseado y espolvorea con frutos secos machacados al gusto.

     

    Consejo Zero Waste: En esta receta no deberías crear ningún tipo de desperdicio. Si haces leche vegetal casera, puedes aprovechar el granillo de frutos secos, tostados antes en el horno. 

     

    ¡Comparte con nosotros fotos de tus brownies!

  • 08 de diciembre, 2019

    ¿Ya se acerca la Navidad! Y con ella los dulces y chocolates navideños. Muchos de los dulces que se venden en estas fechas están repletos de ingredientes dudosos y altas cantidades de azúcar. ¿Por qué no hacerlos tu mismo? Hoy te traigo una receta fácil, rápida y que dura varios días en la nevera. Perfecto para tener a mano estos días que siempre tienes invitados en casa.

     

    Chips de coco y chocolate

    Tiempo de preparación: 10 minutos

    Conservación: 4/5 días en recipiente hermético en la nevera

    Útiles de cocina: Sartén, olla grande y cazo

     

    Ingredientes:

    - 150 gramos de coco en láminas crudo

    - 150 gramos de cobertura de chocolate (mejor si es del 60% o superior)

    - 1 cucharada de aceite de coco

    - 1 pizca de sal gruesa

    - Ralladura de limón, naranja o bayas de goji (opcional)

     

    Preparación:

    Calienta una sarten sin agregarle ningún tipo de aceite y dora los chips de coco unos segundos (hasta que se empiecen a oscurecer), quítalos del fuego y reserva

    Después derrite el chocolate al "Baño María". Para hacerlo de forma sencilla pon unos 3 dedos de agua en una olla grande y lleva a ebullición. Coloca la cobertura de chocolate junto con una cucharada de aceite de coco en un cazo más pequeño y colócalo dentro de la olla grande, hasta que se derrita. ¡Vigila que el agua no entre dentro del cazo!

    Una vez derretido el chocolate mézclalo con los chips de coco previamente dorados. Con una cuchara coge pequeños montoncitos y deposítalos encima de una bandeja de horno o de una lámina de silicona. Si quieres, puedes añadir encima de cada uno un poco de sal gruesa y ralladura de limón, naranja o unas bayas de goji trituradas (para darle un toque rojo navideño).

    Pon tus chips en la nevera y espera unos 15/20 minutos hasta que se enfríen. 

    Es recomendable guardárlos siempre en la nevera y servir directamente, ya que pueden llegar a derretirse.

     

    Consejo Zero Waste: En esta receta no deberías crear ningún tipo de desperdicio. Aprovecha la ralladura de un limón o una naranja para decorar tus chips de chocolate. Así como algún granillo de fruto seco que puedas tener en casa ¡Sé creativo!

     

    Los ingredientes utilizados en esta receta son: