• EUR - €
  • +34 910 44 41 01

  • Login
  • Carrito cesta 0
    0

    ARTÍCULOS EN LA CESTA

    Envío a la península: 4,50 €
    TOTAL: 4,50 €
    Envíos gratis para pedidos de más de 50 €
    SEGUIR COMPRANDO
    IR A LA CESTA
Cesta 0
Inicio Blog julio de 2019
  • 26 de julio, 2019

    Ya estamos en plena época de vacaciones, para muchos el momento más esperado del año. Pero muchas veces, no planeamos a la perfección los alimentos que necesitaremos los días anteriores, por lo que llega el día y ¡aún nos queda comida en la nevera!

    Personalmente, no soy capaz de tirar o desperdiciar comida aún en perfectas condiciones y estoy segura que tú tampoco lo harías si pudieras evitarlo. Por lo que dedico tan sólo 30 minutos antes del viaje, a dejar mi nevera a cero y bien cocinar o congelar los productos que sigo teniendo. Con estos simples trucos no sólo estarás reduciendo el desperdicio alimentario sino que te estarás haciendo un favor, ya que podrás tener algo delicioso para cuando vuelvas de tu aventura o algo para comer en tu viaje.

    ¡Aquí van unos consejos para evitar el desperdicio de alimentos antes de tus vacaciones!

    1. Fruta Fresca

    - Si tienes limones, naranjas o pepino prepara un agua infusionada para tu viaje. Simplemente cortalos en rodajas (con la piel incluida) y échalos en una botella con agua fría.  El pepino también es un snack perfecto para la carretera, simplemente córtalo échale sal y ya tendrás algo para picar nutritivo y sin generar residuos.

    - Si tienes plátanos córtalos en rodajas y congélalos. Será perfecto para hacer batidos o helados cuando vuelvas. Acuérdate que se pueden congelar perfectamente en tarros de cristal o en bolsas de silicona. 

    - Si tienes frutas que se pueden comer de un bocado: uvas, frutos rojos o tomates cherry, combínalos en un tarro de cristal o tupper con frutos secos y semillas para tener un aperitivo perfecto

    - Combina las frutas de tu nevera y bátelas con un poco de agua para crear una textura de puré, congela la mezcla en una cubitera y ¡Ya tendrás listos cubitos de frutas para cuando vuelvas! Héchalos directamente dentro de un vaso de agua y disfruta de una bebida de frutas refrescante.

     

    2. Verduras

    - Si tienes gran cantidad de verduras como zanahorias, puerros, apio y algún trozo de carne o pollo prepara una caldo que puedes congelar en cubiteras o en recipientes de cristal y utilizar en tus preparaciones a la vuelta de tus vacaciones

    - Si tienes un poco de caldo, corta las verduras que tengas en tu nevera en trozos grandes y prepara una simple sopa de verduras, añadiéndole las especias que más te gusten.

    - Si eres de los que, como a mi, no te importa estar un rato más en la cocina, aprovecha para preparar un delicioso curry de verduras. Corta las verduras, fríelas un poco en una sartén con una mezcla de especias para curry y cubre con leche de coco de lata para que esté extra rico.

    Con estas simples recetas, ya podrás tener algo para comer el día que vuelvas y no te apetezca ir a hacer la compra. Acuérdate que TODAS las verduras valen, así que sientete seguro, ¡no hay reglas!

     

    3. Leche y yogurt

    - Combina en una batidora la leche o el yogurt con cualquier fruta y congela la mezcla en moldes para helados o cubiertas, de esta forma tendrás listo algo dulce para la vuelta.

    - Si necesitas algo para comer durante el viaje, combina frutas, yogurt y frutos secos o cereales en un tarro de cristal. Además, podrás utilizar el tarro durante tus vacaciones para pedir bebidas para llevar o para llevarte algún snack a la playa.

     

    4. Hierbas o verduras de hoja verde

    - ¡Haz un pesto! Combina las hierbas que tengas, ya sea albahaca, cilantro, rúcula o eneldo con un poco de aceite de oliva, los frutos secos que tengas (anacardos, nueces, piñones...), ajo, sal y pimienta. Congélalo en cubiteras o recipientes de cristal y tendrás una salsa perfecta para acompañar tu pasta a la vuelta.

     

    5. Legumbres

    - Si tienes legumbres ya cocidas o un bote a medio terminar ¡Haz un dip! Se pueden hacer con abolutamente cualquier legumbre, desde un hummus si tienes garbanzos o un dip de alubias blancas o frijoles. Mézclalo con aceite, ajo, sal, pimienta, especias al gusto y alguna hierba aromática y podrás llevártelo de viaje para compartir con unos crudités de verduras.

    - Acuérdate que también puedes congelar tus legumbres en tarros de cristal

     

    6. Huevos

    - Haz una tortilla. Combina los huevos con cualquier verdura que tengas en la nevera y sírvelo de cena antes de irte de vacaciones. También puedes hervirlos y llévartelos con sal, pimienta o chile para comértelos de camino.

     

    ¡Cuéntame! ¿Qué trucos tienes tu para evitar el desperdicio de alimentos antes de tus vacaciones?

  • 12 de julio, 2019

    ¿Os habéis dado cuenta que es imposible comprar un queso crema vegano sin plástico?  Por mucho que buscase no encontraba una alternativa al queso crema, por lo que decidí empezar a hacerlo yo misma.

    Es un "dip" muy fácil de hacer que puede usarse para untar directamente en una tostada o bien servirlo con "crudités". Perfecto para una cena de picoteo de verano o para comer entre horas.

     

    Queso crema vegano

    Tiempo de preparación: 5 minutos

    Conservación: 4 días en recipiente hermético

    Útiles de cocina: Procesador de alimentos

     

    Ingredientes:

    - 200 gramos de anacardos crudos (previamente remojados entre 3 y 4 horas)

    - Zumo de 1/2 limón

    - 1/2 cucharadita de mostaza amarilla en polvo

    - 1 cucharada de levadura nutricional

    - 1 pizca de sal

    - Pimienta negra en polvo al gusto

    - 1 diente de ajo

    - 150ml de agua

     

    Preparación:

    Primero pon los anacardos en remojo en agua templada durante 3 o 4 horas, para que absorban agua, se ablanden y sea más fácil triturarlos.

    Una vez escurridos los anacardos coloca todos los ingredientes en el procesador de alimentos y bátelos hasta conseguir la textura de un queso crema. Para la máquina de vez en cuando y con una cuchara devuelve al centro el queso que se haya pegado en las paredes del procesador, luego vuelve a batir.

    Si quieres conseguir una textura más líquida simplemente añade un poquito más de agua.

     

    Consejo Zero Waste: El queso crema es perfecto para acompañar con distintos toppings crujientes, como por ejemplo: rabanitos, espárragos salteados o champiñones al horno.

    En este caso he utilizado los rabanitos y quería daros un consejo: ¡No tiréis las hojas! Se pueden utilizar de muchas formas y además son muy saludables: ayudan a mejorar la digestión, a combatir el estreñimiento, ayudan a eliminar toxinas y tienen propiedades antiinflamatorias.

    Pueden utilizarse directamente en ensalada, en cremas de verduras o añadirlas a zumos y batidos. 

    Acuérdate de buscar cómo puedes utilizar parte de un alimento que pueda parecerte incomestible y seguro que podrás encontrarle uso logrando que no sea desechado.

     

    Los ingredientes utilizados en esta receta son: