• EUR - €
  • +34 910 44 41 01

  • Login
  • Carrito cesta 0
    0

    ARTÍCULOS EN LA CESTA

    TOTAL: 0,00 €

    Envíos gratis a partir de 50€ en toda la Península 

    SEGUIR COMPRANDO
    IR A LA CESTA
Cesta 0
  • 12 de mayo, 2020

    Llevo años desayunando pancakes los domingos , y después de probar  cientos de recetas y distintos ingredientes, he llegado a esta mezcla para pancakes "estrella". Mi objetivo era que fuese una receta sencilla, con ingredientes que probablemente siempre tenga en casa, que pueda comprar libres de plástico y que sea ligera.

    Esta receta cumple todos los objetivos, además puedes hacer la mezcla y guardarla varios días en la nevera: sólo hace falta calentarla y ¡listo!

    ¡Pruébala y cuéntame que tal te han salido!

     

    Maria´s Pancakes

    Tiempo de preparación: 10 minutos  

    Conservación: 2/3  días en recipiente hermético en la nevera

    Útiles de cocina: Procesador de alimentos

     

    Ingredientes:

    (Para 10/12 pancakes aproximadamente)

    - 2 huevos

    - 2 plátanos maduros

    - 50ml de bebida vegetal (¡puedes hacerla tu mismo!)

    - 140 gramos de harina de avena (puedes hacerla tu mismo triturando los copos de avena en el procesador de alimentos) 

    - una pizca de sal

    - 1 cucharadita de levadura en polvo

     

    Preparación:

    -Mezcla todos los ingredientes en el procesador de alimentos y ya tendrás la masa lista

    - Engrasa una sartén con aceite de coco o mantequilla y ponla a fuego medio

    - Crea los pancakes con aproximadamente 2 cucharadas de la masa

    - Cuando empieces a ver burbujitas en la superfície gíralos y dora por el otro lado

    - ¡Listo!

     

    Ideas para Toppings:

    - Si tienes arándanos, frambuesas o fresas; colócalos en una cazuelita a fuego medio y deja que suelten su jugo. Sírvelo caliente por encima de los pancakes y acompaña con un poco de yogur

     

    ¡Comparte con nosotros fotos de tus recetas!

  • 11 de marzo, 2020

    La época de naranjas está llegando a sus útimos meses, por lo que es tiempo de incrementar el consumo de cítricos y de buscar alimentos que refuercen nuestro sistema inmune.

    Hoy te traigo una receta muy sencilla, que no sólo te permitirá aprovechar todas las vitaminas de las naranjas, sino también incorporar un superalimento, como es la chia, en tu alimentación diaria.

    La chia es rica en ácidos grasos omega-3, calcio, magnesio y boro.  Ayuda a reducir el colesterol, a favorecer el tránsito intestinal, está repleta de antioxidantes y provoca sensación de saciedad, por lo que te ayudará a picar menos entre horas.

    Y lo mejor de todo... Es que es ¡libre de azúcar!

     

    Mermelada de chia y naranja sanguina

    Tiempo de preparación: 30 minutos  

    Conservación: 5/6 días en recipiente hermético 

    Útiles de cocina: Cazuela

     

    Ingredientes:

    - 5 naranjas (si tienes, ¡escoge naranjas sanguínas!)

    - 1/2 dedo de jengibre rallado

    - 1 vaina de vainilla

    - 2 cucharadas de semillas de chia

    - 4 dátiles

     

    Preparación:

    - Coloca una cazuela a fuego medio, con las 5 naranjas troceadas y deja que empiecen a soltar todo el jugo y a deshacerse

    - Pasados 10 minutos añade los dátiles bien troceados, junto con el jengibre rallado

    - Deja todo en el fuego unos 30 minutos, si ves que falta líquido añade un poco de agua o zumo de limón

    - Añade un poco de vainilla al gusto 

    - Pasados unos 35-40 minutos retira del fuego añade las semillas de chia y deja reposar :)

     

    Consejo Zero Waste: ¡No tires la piel de las naranjas! La puedes utilizar para crear un multisuperficies casero mezclando: 1/2 de agua con 1/2 de vinagre de alcohol y añadiendo las pieles. Deja reposar la mezcla unas 24 horas y tendrás un multisuperficies con un aroma cítrico buenísimo. 

    ¡Comparte con nosotros fotos de tus recetas!

  • 11 de marzo, 2020

    Las legumbres son unas de las grandes olvidadas en nuestras dietas y muchas veces se ven desplazadas por otros grupos de alimentos. ¿Qué es lo que nos echa para atrás? Puede que sean los largos tiempos de cocción, las flatulencias, algún estigma sobre la presencia de antinutrientes ¿?

    El caso es que las legumbres nos aportan numerosos beneficios a la salud, y deberían pasar de ser las grandes olvidadas a competir en primera división.

    - Son una gran fuente de energía por su contenido en hidratos 

    - Son el alimento de origen vegetal con mayor contenido en proteínas, ¡que no te dé miedo sustituir un trozo de carne por legumbres!

    - Tienen un alto contenido en fibra por lo que ayudan a regular el tránsito intestinal

    - Ricas en hierro, por lo que son altamente aconsejables para los deportistas

    - Entre otros minerales, las legumbres aportan calcio, fósforo, magnesio, yodo y potasio, todos ellos fundamentales para el correcto funcionamiento del sistema neuromuscular.

    -  Son de bajo costo económico y gran valor nutricional ¿qué más les podemos pedir?

    Una forma sencilla de consumir legumbres habitualmente es creando pastas o "spreads"  con distintas combinaciones e ingredientes y untarlas en pan o en acompañamiento a una ensalada o para dippear con unas verduras.

    Aquí te presento dos recetas base que puedes utilizar con cualquier tipo de legumbre y con el topping que a ti más te guste.

    · Hummus de cilantro

    Tiempo de preparación: 5 minutos

    Conservación: 4/5 días en recipiente hermético 

    Útiles de cocina: Batidora/Robot de cocina

     

    Ingredientes:

    - 400 gramos de garbanzos cocidos

    - 2 cucharadas de tahín

    - 2 cucharadas de AOVE

    - 1 diente de ajo pelado grande

    - zumo de 1/2 limón

    - sal y pimienta al gusto

    - medio manojo de cilantro o hierba aromática al gusto

     

    · Spread de alubias blancas

    Tiempo de preparación: 5 minutos

    Conservación: 4/5 días en recipiente hermético 

    Útiles de cocina: Batidora/Robot de cocina

     

    Ingredientes:

    - 400 gramos de alubias cocidas

    - 2 cucharadas de tahín

    - 2 cucharadas de AOVE

    - 1 diente de ajo pelado grande

    - zumo de 1/2 limón

    - sal y pimienta al gusto

    - 1/2 cucharadita de comino

     

    Preparación:

    - Pon en la batidora todos los ingredientes y ¡listo!

    (Si ves que la textura es muy densa puedes añadir un chorrito de agua)

     

    Consejo Zero Waste: Si quieres tener legumbres cocidas siempre a mano, haz gran cantidad y congélalas. Las legumbres secas a granel son mucho más baratas que las legumbres ya cocidas.

    Para congelarlas puedes reutilizar tarros de cristal que tengas en casa, ¡no rellenes hasta el tope para evitar problemas a la hora de congelar y que explote el cristal! Para descongelarlas, basta con poner el tarro en la nevera unas 24 horas antes de querer utilizarlas. :)

     

    ¡Comparte con nosotros fotos de tus recetas!

  • 04 de marzo, 2020

    La fermentación es una técnica que ha sido utilizada tradicionalmente para la conservación de verduras y preparados. Además, los productos fermentados, son una fuente natural de probióticos (microorganismos vivos con efectos orgánicos saludables) esenciales para el cuidado de la flora intestinal.

    Consumirlos habitualmente nos aportan numerosos beneficios como: acción desintoxicante, evitan los gases y la hinchazón abdominal, favorecen la digestión, activan el metabolismo, neutralizan el deseo de ingerir azúcar, combaten el estreñimiento y la diarrea. Además, ayudan a reforzar el sistema inmunológico y son ricos en vitamina C, ácido láctico, fólico y enzimas digestivas.

    ¿Aún no te has atrevido a fermentar en casa? Aquí te dejo los sencillos pasos a seguir para tener un encurtido casero siempre listo en la nevera.

     

    Ajo encurtido

    Tiempo de preparación: 15 minutos + 24 horas de reposo

    Conservación: 2 meses en nevera

    Útiles de cocina: Olla, tarro de cristal

     

    Ingredientes:

    - 2 cabezas de ajo peladas

    - Según el recipiente que vayamos a utilizar: (1/2 de vinagre blanco y 1/2 agua) - aproximadamente 150 ml

    - 1 cucharada de azúcar panela o de coco

    - 1 cucharadita de sal

    - Pimienta en grano, tomillo y perejil picado (guarnición al gusto - opcional)

     

    Preparación:

    - Hierve los dientes de ajo pelados en agua 3 minutos

    - Sácalos y pásalos por agua fria. Reserva.

    - Ahora pon a hervir la marinada. Una vez rompa el hervor incorpora los ajos cocidos, deja en el fuego 1 minuto y retira.

    - Deja que se enfríe, coloca en tarros de cristal y conserva en la nevera

     

    Este mismo sistema se puede utilizar para encurtir zanahorias, coliflores o cebolletas.

    En el caso de la cebolla, se puede encurtir directamente en frio. Córtala en láminas finitas con una mandolina y coloca en un recipiente. Dentro del mismo recipiente realiza la mezcla de 1/2 agua y 1/2 vinagre, junto con el azúcar, la sal y los condimentos que quieras agregar y deja en la nevera unas 24 horas para que coja sabor.

    Consejo Zero Waste: Los encurtidos y fermentados son una opción perfecta para evitar el desperdicio de comida. Si ves que tienes exceso de alguna verdura, ¡no la tires! ¡ferméntala! y no sólo estarás aportando un alimento rico en beneficios a tu dieta, sino que también estarás reduciendo las toneladas de alimentos que terminan en nuestros vertederos cada día.

    PD: ¡Puedes comprar el vinagre a granel en nuestra tienda física!

     

    ¡Comparte con nosotros fotos de tus recetas!

  • 23 de enero, 2020

    La calabaza es sin duda alguna un superalimento y además, es un producto muy versátil. La puedes añadir a currys de verduras, a pasta, a ensaladas y ¿Por qué no? A pasteles.  Ya que añade un toque de cremosidad y dulzor a cualquier preparación. ¡Una apuesta ganadora! Así que anímate a hacer este delicioso y sencillo pastel de calabaza :)

     

    Pastel de calabaza

    Tiempo de preparación: 20 minutos + 45 minutos 

    Conservación: 3/4 días en recipiente hermético 

    Útiles de cocina: Horno, fuente para hornear

     

    Ingredientes:

    - 250 gramos de calabaza pelada (tipo vasca)

    - 250 gramos de harina de trigo sarraceno integral (puedes sustituirla por harina de trigo integral)

    - 3 huevos

    - 150 gramos de azúcar de coco

    - 12 gramos de levadura en polvo

    - 1 cucharadita de jengibre en polvo (o jengibre fresco rallado si quieres más intensidad)

    - 1 cucharadita de canela en polvo

    - 1/2 cucharadita de clavo molido (opcional)

    - una pizca de sal de mar

    - 100 gramos de cobertura de chocolate (70% o superior)

    - Aceite de coco para engrasar

     

    Preparación:

    - Enciende el horno a 180ºC y hornea la calabaza troceada y engrasada con aceite de coco. Aproximadamente 20 minutos o hasta que esté blanda. (¡No apagues el horno!)

    - Deposita la calabaza horneada en un bowl y hazla puré, ya sea con un tenedor, un pasapurés o un empujador

    - Añade al bowl de la calabaza los 3 huevos y el azúcar de coco. Mezcla bien hasta formar una pasta espesa.

    - En otro bowl mezcla los ingredientes secos: la harina, la levadura y las especias. Una vez mezclado, añádele los ingredientes húmedos del otro bowl y forma una pasta.

    - Ahora puedes añadir las pepitas de chocolate a la masa de tu pastel

    - Engrasa una fuente con aceite de coco y vuelca la mezcla, esparce bien con una espátula para que quede uniforme.

    - Deposita la fuente en el horno a 180ºC, durante 30-45 minutos o hasta que si lo pinchas con un cuchillo sale limpio

    (¡Puedes acompañar la tarta con un poco de chocolate derretido!)

     

    Consejo Zero Waste: ¡No tires la piel de la calabaza! La cascara de la calabaza es rica en fibras, vitamina C y carotinoides (previene enfermedades cardiacas y cáncer, problemas de visión y piel). Un estudio concluyó que la cascara de calabaza cuenta con una proteína con efecto antifúngico y combate hongos causadores de infecciones vaginales y otros problemas de salud.

    Hervida previamente, y cortada en pequeños daditos, puede servirse para enriquecer arroces o ensaladas.

     

    ¡Comparte con nosotros fotos de tus recetas!

  • 08 de enero, 2020

    La vuelta de las vacaciones de Navidad se hace dura a muchos: propósitos, nuevas metas, vuelta a la rutina, primeros días de gimnasio, nuevos trabajos...

    Entre los propósitos de muchos se encuentra el empezar a comer de forma más saludable. Pero, eso no significa eliminar el dulce de tu vida, sino encontrar otro que lo reemplace. Por eso, hoy te traigo estas fáciles barritas energéticas, que te permitirán disfrutar de un momento dulce, dulce a la vez que sano y recordar esos días de Navidad, porque sí, ¡se parecen al Suchard!, pero en su versión más saludable.

     

    Barritas energéticas de chocolate y anacardos

    Tiempo de preparación: 10 minutos + 1 hora de reposo en nevera

    Conservación: 3/4 días en recipiente hermético en la nevera

    Útiles de cocina: Procesador de alimentos, olla, cazuela pequeña, molde o bandeja para nevera

     

    Ingredientes:

    - 150 gramos de arroz hinchado (unos 2 vasos aproximadamente)

    - 150 gramos de cobertura de chocolate (70% o superior)

    - 2 cucharadas de aceite de coco

    - 2 cucharadas de sirope de ágave

    - 50 gramos de anacardos

    - 1 pizca de sal marina

     

    Preparación:

    Tuesta el arroz hinchado en una sartén sin aceite, hasta que veas que está dorado (¡sin quemarlo!)

    Reserva en un bowl grande

    Tritura los anacardos en un procesador de alimentos, hasta que tenga textura de arena, e incorporalos al bowl. (Puedes utilizar cualquier tipo de frutos secos)

    Derrite el chocolate negro con el aceite de coco al baño maría. Para hacerlo: coloca una cazuela pequeña dentro de una olla grande con agua hirviendo. Deposita el chocolate en la cazuela pequeña y mueve hasta que se derrita.

    Cubre el arroz hinchado y el polvo de anacardos con el chocolate derretido. Añade el sirope de ágave y una pizca de sal.

    Mueve bien y deposita la mezcla en una bandeja rectangular.

    Guarda en la nevera como mínimo una hora, para que se enfríe. Después puedes cortar en forma de barritas.

     

    Consejo Zero Waste: En esta receta no deberías crear ningún tipo de desperdicio. Si haces leche vegetal casera, puedes aprovechar el granillo de frutos secos, tostados antes en el horno. 

    Si quieres darle un toque cítrico puedes incorporar ralladura de limón o naranja, antes de meter la mezcla en la nevera.

     

    ¡Comparte con nosotros fotos de tus recetas!